¡Síguenos en las redes sociales!

☎ +34 965 508 282 | 📱 +34 675 923 676

El éxito de los parques infantiles de caucho

Los parques infantiles se hacen con losetas de caucho porque es un material seguro y duradero para los niños. El caucho es un material antideslizante, por lo que ayuda a prevenir lesiones por caídas. Además, es resistente a la intemperie y a la decoloración por el sol, por lo que se mantiene bien a lo largo del tiempo. Las losetas de caucho también son fáciles de instalar y mantener, y su superficie suave y flexible es agradable al tacto y protege contra las lesiones por impacto. En resumen, las losetas de caucho son una excelente opción para parques infantiles debido a su seguridad, durabilidad y facilidad de mantenimiento.

La virtudes del caucho son tantas como sus aplicaciones, por eso cada vez más se contruyen no solo parques infantiles de caucho o zonas de los patios de los colegios también de caucho. Se utilizan para la construcción de pistas de atletismo, para gimnasios e incluso en las viviendas particulares, por su gran resistencia, seguridad y durabilidad.

Diseño de los parques infantiles

Las áreas de juego infantil y los parques infantiles deben estar diseñados para garantizar el entretenimiento, la diversión, la seguridad y el aprendizaje de los niños y niñas mediante la instalación de juegos y equipamiento lúdico, especialmente concebido para contribuir a su desarrollo físico y emocional. La climatología, el entorno y los equipamientos condicionan del mismo modo la idea o las posibilidades de construcción del parque.

A la hora de diseñar, construir y realizar el montaje de los parques infantiles hay que mantener un equilibrio entre la adaptación a las necesidades o peticiones del cliente, y el cumplimiento normativo en lo referente a seguridad y materiales (Normativa UNE 117). Solo las empresas más profesionales acreditan el celoso cumplimiento con la legislación vigente. Por eso es importante contar con profesionales del caucho como FLCaucho.

Tipos de parques infantiles de caucho

A cada etapa de la evolución de los niños les corresponde una serie de juegos que desarrollen sus habilidades físicas, sociales y mentales. A la hora de pensar en un parque infantil las empresas se tienen que informar del público objetivo, sus edades y el uso del mismo. Así se realiza el asesoramiento sobre los juegos y el equipamiento más adecuado según el lugar y la edad de los niños que lo van usar. Por esa razón hay una primera clasificación de tipos de parques infantiles:

  • Parque infantil público en un barrio o municipio
  • Parque infantil privado para una guardería con niños de 1 a 4 años
  • Parque infantil privado de un colegio o instituto con niños a partir de 4 años
  • Parque infantil privado radicado en una comunidad de propietarios

Parque infantil público en un barrio o municipio

Estos parques han proliferado en los nuevos desarrollos urbanísticos y barriadas de las ciudades, ya que son muy divertidos y se adaptan a niños de todas las edades. Además de cumplir escrupulosamente con la normativa de seguridad hay que tener en cuenta la necesidad de que la instalación sea antivandálica y que permita su uso a todo tipo de niños.

En una sociedad que está evolucionando se demandan cada día más elementos de juego inclusivos como pueden ser pequeñas rampas de acceso también en caucho o la instalación de columpios adaptados a sillas de ruedas. Estos parques públicos suelen estar al aire libre por lo que deben diseñarse con material resistente y durable.

Parque infantil privado para una guardería

Un parque infantil de caucho para una guardería debe cumplir con ciertos requisitos de seguridad y accesibilidad para asegurar que sea un lugar seguro y divertido para los niños. Algunas características que debe tener un parque infantil de caucho para una guardería es que la superficie del parque infantil debe estar hecha de losetas de caucho con una textura antideslizante para prevenir lesiones por caídas. En las guarderías además es conveniente tener zonas de juego separadas para diferentes grupos de edad, para que los niños más pequeños no se encuentren con juguetes o áreas inapropiadas para su edad.

Aunque este tipo de instalaciones siempre contarán con la supervisión constante del personal del centro las instalaciones deben ser seguras con elementos como barandillas, escaleras y rampas, para garantizar que los niños puedan subir y bajar de las estructuras de juego de manera segura.

Parque infantil privado de un colegio o instituto con niños a partir de 4 años

Este tipo de parques infantiles de suelo continuo de caucho o de losetas de caucho va a tener más uso que los de las guarderías ya que a partir de los 3-4 años los niños no paran quietos. Por tanto se multiplican en estas instalaciones las necesidades de durabilidad y resistencia.

Del mismo modo que las guarderías algunos centros pueden tener zonas diferenciadas en función de las edades de los pequeños. Y muchas de estas instalaciones son bajo techo, lo que hay que tener en cuenta también a la hora de diseñar los elementos y la necesidad de que el caucho sea más o menos antideslizante.

Parque infantil privado radicado en una comunidad de propietarios

El tamaño de la comunidad y el espacio habilitado para el parque infantil de una comunidad de vecinos condicionan el diseño y las características. Son zonas que no van a tener tanto desgaste como un parque público y que en algunas comunidades pueden estar más o menos resguardadas, por lo que puede multiplicarse su durabilidad.

Sea cual sea el parque infantil con suelo de caucho que necesites en Madrid y alrededores, con FLCaucho tienes una empresa especializada y con experiencia para ayudarte a lograr el objetivo.

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola, escribe aquí tu consulta