¡Síguenos en las redes sociales!

☎ +34 965 508 282 | 📱 +34 675 923 676

Césped artificial, pros, contras y tipos

El césped artificial o sintético está ganando popularidad como una alternativa a la hierba natural. Con el paso de los años cada vez se ha vuelto más realista, permitiendo que podamos disfrutar de una sensación de verde en nuestro jardín, terraza o patio durante todo el año sin necesidad de preocuparse por el mantenimiento. Hay muchos tipos diferentes de césped artificial para elegir, y entender sus características nos ayudará a decidirnos por un determinado tipo u otro en función de nuestras necesidades.

Con los avances de los últimos años en sus materiales, el césped artificial se ha convertido en el sustituto perfecto del césped natural, ofreciendo ventajas importantes en su mantenimiento y con resultados de aspecto muy realistas. A su vez, el césped artificial es ideal en aquellos lugares donde por circunstancias climatológicas o de otros aspectos, es difícil que crezca la hierba natural.

El césped artificial está compuesto por fibras sintéticas que imitan al natural. Para saber si estamos adquiriendo un buen material artificial y de calidad es necesario conocer sus características y componentes. El precio del césped artificial variará en función del tipo de uso para el que esté preparado, la calidad de los materiales con los que ha sido fabricado, y de su instalación.

También deberemos tener en cuenta cuál es la altura ideal del césped artificial en función de los siguientes parámetros:

  • Jardines con poco uso y tráfico: entre 40 mm a unos 60 mm de altura.
  • Jardines con medio uso y tráfico: entre 25 mm a unos 40 mm de altura.
  • Jardines con alto uso y tráfico: desde 9 mm a unos 40 mm de altura.

Pero veamos a continuación con más detalle los beneficios y las desventajas que presentan este tipo de céspedes.

Ventajas del césped artificial

Las ventajas que ofrece la instalación de un césped artificial son muchas y diversas:

  • Mantener un jardín natural lleva mucho tiempo, trabajo y consumo de agua, ya que su correcto mantenimiento es fundamental para que su apariencia sea buena. Mientras que en un césped artificial el mantenimiento es mínimo, ahorrando tiempo y dinero del consumo de agua.
  • Disponen de garantía en piezas e instalación.          
  • Ofrecen un aspecto natural, muy agradable y confortable al tacto
  • Son resistentes e higiénicos.          
  • Son fabricados con técnicas que permiten una recuperación vertical de las fibras.
  • Ofrecen un intenso color verde durante todo el año.         
  • Fabricados para resistir el fuego.
  • Resistentes a condiciones climatológicas adversas: frío, sol, lluvia, nieve, hielo….
  • No generan malos olores.
  • No se contamina el suelo con fertilizantes y químicos.       

Desventajas del césped artificial

Aunque son menos que los beneficios, el césped artificial presenta una serie de desventajas en comparación con el natural:

  • Si queremos disfrutar de un césped artificial de calidad el precio del metro cuadro es elevado.
  • Para superficies medianas y grandes es más que recomendable contratar a una empresa especializada para que su instalación sea la adecuada.
  • En función de la calidad del césped, con el paso del tiempo las virutas de plástico empiezan a verse un poco aplastadas.
  • Al ser un material artificial, en verano se calienta.
  • Se pierde la frescura y olor característicos del césped natural
  • La acumulación de suciedad es más difícil de quitar que en el césped natural.
  • Con el paso de los años pierde color, sobre todo los de menor calidad.

Tipos de césped artificial

Existen diversos tipos de césped artificial entre los que podemos escoger. En función del uso que le vayamos a dar, de nuestros gustos estéticos o la confortabilidad que se desee, elegiremos un determinado tipo u otro.

A la hora de elegir un césped artificial deberemos fijarnos en los siguientes aspectos:

  • Base. El césped artificial está compuesto por las fibras y la base, que es la parte de goma negra donde van cosidas las fibras. Lo habitual es que la base sea de látex o poliuretano, lo que hace que varíe su capacidad de adherencia, de resistencia y de drenaje. La base de látex es ideal para climas templados o zonas de poco tránsito y es la más económica. La base de poliuretano, un material reciclable, es más resistente y es la más recomendada para zonas con mucho tránsito en climas extremos.
  • Altura de las fibras.Dependiendo del uso que vayamos a dar al césped será conveniente que elijamos una determinada altura u otra:
    • Menos de 20 mm. Opción más económica para un uso más práctico a modo de alfombra o moqueta.
    • Entre 20 y 30 mm. Apto para lugares de tránsito y uso moderado.
    • De 30 a 40 mm. Ideal para decorar una zona con un uso intensivo.
    • De 40 mm en adelante. Es la clase de césped más natural y confortable y por lo tanto más cara.
  • Color. Hay diversas tonalidades de césped artificial. Cuanto más utilice la mezcla de tonos verdosos, beige y marrones-tierra más parecerá un césped natural. Otros modelos solo cuentan con fibras monocolor, suelen resultar tonos más vivos pero al mismo tiempo menos realistas.
  • Textura. Cuanta mayor densidad tenga el césped, mayor calidad tendrá y mayor capacidad de recuperación tras su uso, aumentando su durabilidad.

Por lo tanto, si estás buscando agregar belleza verde sostenible a tu paisajismo exterior sin preocuparte por las complicaciones del mantenimiento del césped natural, el césped artificial es la mejor alternativa.

En FLCaucho ofrecemos una amplia experiencia en instalación de césped artificial. En nuestra web disponemos de varios tipos de césped y diferentes espesores para que elijas el que mejor se adecue a tus necesidades o el que más te guste para tu jardín o terraza.

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola, escribe aquí tu consulta